• Vie. Nov 27th, 2020

Gestión del Ciclo de Vida del Buque, un beneficio adicional de la Construcción Naval Integrada

PorEfren Ruiz

Ene 13, 2016

Hace poco conversé con una persona que trabaja dentro de una empresa que está evaluando encargar la construcción de un nuevo barco para sus operaciones. Me comentó que habían recibido dos propuestas de astilleros locales,  con valores y plazos de construcción muy distintos. Lo más interesante del debate con esta persona,  es que sirvió mucho para conversar sobre la realidad  de la industria naval, considerando que una nave similar “llave en mano” es construida fuera del país es de aproximadamente el 60% del tiempo de la media de los astilleros nacionales.

Analizando las posibles causas de esta diferencia, podría resumirse que ello es producto de la falta de tecnología para adoptar métodos de construcción eficientes. Se sigue pensando erróneamente, que la construcción naval integral, aquella que hace factible la construcción del buque en bloques con alto porcentaje de armamento (outfitting) en equipos, tuberías, ductos, soportes, bandejas, cableado e instalaciones,  no es un método válido para naves menores. Pero hay claros ejemplos que demuestran lo contrario y se construyen diversos tipos de naves que van desde remolcadores, pesqueros, OSV y muchos otros.

Para adoptar este tipo de metodología es necesario, como primer paso, desarrollar una ingeniería de detalle que permita tener una completa información para la producción, para el planeamiento constructivo y logístico. Sin duda esta metodología movilizaría un cambio radical en los astilleros y obligaría a desarrollar una gestión eficiente a lo largo y ancho del astillero, que sin duda involucra a todas sus áreas y departamentos.

Atrás quedarían las ceremonias de puestas de quilla – donde se corta una plancha de acero – que probablemente después de la bendición sea desechada o espere in situ recibir pieza a pieza las partes del escantillonado. Con la adopción de tecnologia de vanguardia, se daría paso a la colocación del primer bloque del navío, totalmente terminado y que forme parte de una estrategia constructiva, con la fabricación y montaje de una secuencia de bloques para obtener el buque terminado con eficiencia, calidad y sobre todo un ahorro en costos y dentro de tiempos comparativamente competitivos con otras latitudes.

1349188139202-ddg90keel03b.jpeg

Foto de un “Primer Bloque” con trabajos de armamento (outfitting)

Otro punto sumamente importante son los beneficios para los Armadores tanto durante las etapas del diseño inicial, la supervisión de la construcción y posteriormente el uso de la información digital del buque – Maqueta Electrónica Tridimensional Inteligente METÍ – que es la tendencia en el mundo entero para la administración de flotas, con el concepto PLM, Product Lifecycle Managment.  Sobre este concepto se recomienda revisar el link adjunto que revisa en detalle la definición así como las ventajas, usos y aplicaciones.

fuente: Ramon Velasco Stoll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *