Responsabilidad, Autoridad y Comunicación

Responsabilidad, Autoridad y Comunicación
octubre 22 20:30 2015 Print This Article

Aseguramiento de los Sistemas de Gestión de la Calidad

La definición de la responsabilidad y autoridad en las organizaciones son elementos de mucha importancia ya que esto permite determinar el campo de acción de cada trabajador y su participación en la toma de decisiones. La dirección designará un representante, quién con independencia de otras responsabilidades, debe asegurarse que se establezcan, implementen y mantengan los procesos del sistema de gestión de la calidad. Además que se tomen en cuenta las expectativas y requisitos del cliente en todos los niveles de la organización.

Existen dos teorías sobre el origen de la autoridad formal; la clásica y la de aceptación. Para la primera; “la autoridad desciende desde niveles altos hacia los más bajos”. En tanto la teoría de la aceptación; la decisión de acatar la orden depende más de “la persona influida que la persona influyente”. Es importante destacar que esta teoría está basada en la capacidad del trabajador para alinearse con los propósitos de la organización; esto lo llama Chester Bernard; “la zona de la indiferencia” y Herbert A. Simon la denomina “la zona de la aceptación”.

Según estos autores ambas expresiones se refieren más a la disposición del trabajador para seguir órdenes. En este orden de ideas, su sugiere a las organizaciones de cualquier índole, que asuman esta premisa para dirigir su sistema de gestión de la calidad, utilizando la persuasión más que el poder para lograr colaboración y motivación en busca del rendimiento de sus trabajadores. Utilizando un mecanismo de comunicación organizacional que sea capaz de llevar la información necesaria a las diferentes áreas del departamento; como lo propone A. Nosnik en el 2000 con su modelo de comunicación productiva. Que a diferencia de un primer enfoque concebido como un flujo de proceso simple y lineal, donde intervienen un emisor y un receptor. Y un segundo punto de vista propuesto por I. Lotman en 1994, que se centra en el “procesamiento humano del flujo de mensajes”. Está orientada a promover la armónica interrelación de los equipos de trabajo; para sobrevivir como grupo y prosperar colectivamente, utilizando como base las dos orientaciones anteriores.

La implementación de un sistema de gestión de la calidad amerita de un aprendizaje de todos los miembros de la misma, más aún es necesaria la capacidad para adaptarse a los cambios. Es importante destacar que la comunicación es un medio de educación o cambio de conducta para las empresas. De hecho en el 2003 uno de los autores anteriores, específicamente A. Nosnik, sugiere que para administrar el cambio de forma continua y sostenida se requiere de herramientas de mejora continua y de una actitud de aprendizaje permanente.

Fuente: MSc. José R. Reyes D.

  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.