¿Por qué tu negocio no crece?

¿Por qué tu negocio no crece?
enero 08 16:00 2016 Print This Article

¿Sientes que estás estancado? ¿Qué tu negocio no avanza como quisieras? Si no cuentas con una buena estructura de base, si no tienes una buena gestión empresarial, pueden ser estos tus problemas. Pero hoy me quiero centrar en aquellas empresas que, aparentemente cuentan con una buena estructura y que, sin embargo, están estancadas o ven que su negocio no avanza.

¿Por qué una empresa bien estructurada, con una buena gestión empresarial y con un buen control de los canales de venta no crece o se ve obligada a cerrar?

Un ejemplo para ver las cosas claras

Pepe es un empresario que tiene una empresa desde hace cinco años dedicada a la venta de un software especializado en el sector textil. La empresa de Pepe se estructura del siguiente modo:

Organigrama empresa

En apariencia se trata de un negocio bien estructurado con un equipo comercial, un departamento administrativo, el personal técnico encargado del desarrollo, la instalación y el mantenimiento del producto y, por último, una persona dedicada al marketing.

Pepe ha empezado a ver que el crecimiento de su empresa se estanca, no crece y se pregunta el por qué, si hasta ahora había ido bien.

Algunas de las principales razones por las que la empresa de Pepe no crece podrían ser:

  1. El producto ya no es el adecuado
  2. No comunica bien su producto/servicio
  3. No llega de la manera correcta a su público objetivo
  4. No prospecta lo suficiente y por lo tanto no genera las ventas esperadas

El problema de Pepe es que quizás en un inicio tenía una estrategia empresarial definida, pero tras cinco años de actividad no la ha renovado, no ha tenido en cuenta los cambios en los hábitos de su público objetivo y no ha tenido en cuenta la posibilidad de abrir nuevos canales de venta para poder llegar mejor a sus clientes potenciales.

¿Se ha preguntado Pepe si su público ya no es la tienda de barrio y debe dirigirse a las tiendas online? En ese caso, ¿cómo debe llegar Pepe a estos nuevos clientes potenciales? ¿Ha renovado Pepe su producto para poder satisfacer las nuevas necesidades de las tiendas de ropa que combinan la venta física con la online?

 ¿Qué puedes hacer?

  1. Lo primero que debes hacer es recopilar información y analizar. Tenemos la costumbre de tomar decisiones basadas en el “yo creo”, pero lo cierto es que, con datos reales tomarás decisiones más acertadas. Así que te animo a que te tomes unas horas y analices en qué situación te encuentras, mires tus ventas, veas la evolución de las mismas, pienses en los mensajes que lanzas…
  2. Una vez tengas información suficiente y la hayas analizado, es hora de reflexionar y tomar decisiones:
    • ¿Has observado que los gustos de tus consumidores, sus problemas o necesidades han cambiado? ¿Qué puedes hacer al respecto? ¿Qué vas a hacer para adaptarte a ellos?
    • ¿Te has dado cuenta que tu producto o servicio no es el problema, pero el mensaje que estás enviando no es el correcto? Pues ponte a ello, crea un mensaje potente que llegue a tus clientes potenciales.
    • ¿Puedes contactas con tus posibles clientes a través de nuevos canales? ¿Cuáles de ellos? ¿Cómo o cuánto vas a invertir en este aspecto?
    • ¿Te has dado cuenta que el equipo de ventas no prospecta suficiente? ¿Qué vas a hacer para solventarlo?
    • ¿Crees que puedes alargar la vida media del cliente con un producto o servicio complementario al principal y así aumentar tus ingresos?
  3. Define estrategias. Es muy importante que, una vez detectado el problema y presentada la posible solución, plantees la misma de forma estratégica.
  4. Pasa a la acción. Ahora ya tienes claro qué debe hacer y cómo debes hacerlo, el siguiente paso es uno de los más importantes, la implementación.
  5. Está bien planificar y pasar a la acción, pero es muy importante que sepas si esa estrategia o acciones que están implementado están dando resultado. Así que no te olvides de establecer indicadores y realizar seguimiento.
  6. Vuelve a analizar y mejora. Mira tus resultados, observa cuáles son aquellas estrategias o acciones que funcionan mejor y apuesta por ellas.

Nunca lo dejes de lado, es un proceso continuo

El proceso de análisis y desarrollo de negocio debe ser un proceso continuo. Estar al día del tipo de cliente al que te diriges, de los cambios del entorno, de la situación interna, etc. es imprescindible para que tu empresa crezca progresivamente.

Debes innovar, establecer nuevas estrategias, probar, mejorar pivotar… Y, si quieres que tu negocio no se estanque y siga creciendo exitosamente, te recomiendo que dediques un tiempo cada semana para reflexionar y pensar acerca de todo ello.

Fuente: Blanca Grau

  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.