El Problema de la Administración: Evaluar al equipo directivo

El Problema de la Administración: Evaluar al equipo directivo
enero 25 15:21 2016 Print This Article

Constantemente vemos en las instituciones que la administración mantiene en el equipo directivo elementos que tal vez no tienen la capacidad de cumplir con las obligaciones que les exige el cargo que les fue asignado. Algunas veces es un hijo o pariente del responsable de tomar las decisiones en la organización, a esto le llamamos nepotismo. Pero otras veces es una persona que tiene algún elemento de amistad con el encargado de tomar la decisión, en estos casos, le llamamos conflicto de intereses.

De cualquier manera, el problema de cualquier administración al evaluar a su equipo directivo es tener elementos objetivos para llevar a cabo dicho examen y mantener al elemento subjetivo en su mínima expresión.

Pensar en que es posible eliminar la subjetividad es utópico. En el juicio humano, siempre existirá la subjetividad, ya sea por razones de amistad, de parentesco o de índole egoísta, siempre habrá el elemento subjetivo.

¿Cómo puede la administración de una empresa minimizar la influencia de la subjetividad en la evaluación de los encargados de los puestos ejecutivos clave? Éste es un tema que las grandes empresas han tratado de resolver mediante la aplicación de diferentes metodologías en la evaluación del personal. Sin embargo, en las empresas pequeñas, medianas y sobre todo, en las emergentes, esto es un asunto que puede costar la supervivencia y que normalmente no tienen resuelto.

Algunos puntos básicos que deberá tomar en cuenta el emprendedor-administrador son los siguientes:

  • 1. Definir claras expectativas / objetivos de las diferentes posiciones ejecutivas de la empresa. Esto es que la persona que ocupe cada puesto tendrá que tener claro qué objetivos se espera que cumpla dentro de periodos determinados de tiempo.
  • 2.Eliminar cualquier elemento que pueda servir de pretexto para no cumplir con los objetivos planteados. Para esto, la persona designada tiene que tener un control total razonable sobre los recursos que se le asignan para cumplir con sus objetivos.
  • 3.Definir claramente las responsabilidades que tiene cada posición ejecutiva. Uno de los pretextos más comunes que tienen los ejecutivos para no cumplir con sus objetivos es decir que no conocían que tenían tales o cuales responsabilidades.
  • 4.Establecer los elementos adicionales de juicio que la administración de la empresa le gustaría ver como el plus que los ejecutivos dan en favor del desarrollo de la empresa.
  • 5.Establecer de forma clara la métrica de evaluación de cumplimiento de los objetivos y obligaciones. El ejecutivo debe entender claramente la forma en que será evaluado y cuál es la métrica para esa evaluación, esto incluye el peso específico que cada una de las expectativas, de los objetivos y de las responsabilidades tendrá en su evaluación general.
  • 6.Buscar la conformación de un equipo de personas (que pueden ser consejeros independientes) que asistan en la evaluación del desempeño de los ejecutivos, con la suficiente experiencia en las diferentes áreas de la empresa para tener opiniones desinteresadas respecto de la actuación de los evaluados.

Éstos son solamente algunos elementos básicos que la administración de la empresa deberá tomar en cuenta para evaluar a su equipo directivo, independientemente de la técnica o metodología que la administración utilice para este propósito.

Fuenete: Luis Alberto Camara

  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.