Cómo probar tu producto en el mercado antes de lanzarlo

Cómo probar tu producto en el mercado antes de lanzarlo
noviembre 27 15:35 2015 Print This Article

Ahora, al hecho de hablar con tus primeros clientes y comprobar si les interesa tu propuesta de valor y si, ejem, están dispuestos a pagar por ella se le llama Producto Mínimo Viable. ¿Te suena, verdad? Detrás de toda una metodología que aparenta ser más compleja de lo que es, hay una estrategia aplicable a casi cualquier negocio.

Si eres un emprendedor de base tecnológica, ya estás más que familiarizado con el concepto de Producto Mínimo Viable y con los métodos denominados ágiles, que recuperan ahora técnicas de producción utilizadas en el sector automovilístico en las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado. Pero si tu proyecto nada tiene que ver con la tecnología y no sabes de qué va todo eso, no te asustes y sigue leyendo.

“Como ha ocurrido siempre, desde que el marketing es marketing, hay teorías que se ponen moda. Y, como siempre, se fuerza la realidad intentando seguir esa moda como si fuera la única verdad existente. Y como con toda moda, hay ideas que se pueden aprovechar, pero sin perder el Norte como si esa fuera la única realidad en el mercado”, advierte Juan José Marcos, asesor de la Red de Mentores de Madrid. Vamos a ver, entonces, qué se puede aprovechar para tu proyecto.

Abracadabra…
Para empezar, ¿qué es exactamente eso de Producto Mínimo Viable (PMV)? “Es lo que yo, tengo que mostrar a los que pienso que van a ser mis clientes para que valoren si la solución que les ofrezco muestra los beneficios que pienso que tiene para el problema que creo que tienen. Eso es lo mínimo que deberías mostrar a los que crees que son tus clientes para que evalúen tu propuesta de valor”, resume José Antonio de Miguel, experto en metodología lean y coordinador de la edición española de El manual del emprendedor (Gestión 2000), de Steve Blank y Bob Dorf.

“Muchas veces, el valor que  creen que aportan al cliente no es el valor que el cliente está demandando o por el que está dispuesto a pagar. Esto es lo que se extrae del concepto de lean startup y del PMV y creo que este es el concepto aprovechable. Porque tampoco puedes obcecarte con un PMV y olvidarte de todo lo demás. Hay sectores donde no es tan fácil llegar a ese producto: cuánto más clásico e industrial sea el proyecto, más difícil aplicación tiene”, matiza Marcos.

Una empresa de tecnología que quiera vender un producto o servicio a través de Internet (B2B, B2C, apps para dispositivos móviles, software, hardware…) no tiene especiales dificultades para desarrollar un Producto Mínimo Viable (PMV) y salir al mercado rápido.

Fuente: Rafael Galán

  Categories:
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.